El niño

Haces semanas que ya no pienso en lo que dejé atrás. Ya ni si quiera existe un espacio para el atrás en mi memoria. Ya ni si quiera tengo memoria. En mis pensamientos solo hay espacio para Él, alabado sea. Ya no me tiembla el pulso cuando empuño mi vieja Kalashnikov, desgastada por el paso…