Yonkis del feedback

Hace semanas que tomé la decisión de desintoxicarme de las redes sociales. No porque pierda demasiado tiempo o porque mire mi smartphone cada cinco minutos. El principal motivo es que ya no me satisface lo que busco mediante mi frenética actividad. Ya no me apetece buscar un hashtag que sea tendencia y escribir un chiste ingenioso en menos de 140 caracteres. Ya no me apetece hacer un meme de Mariano Rajoy delante de un morlaco en San Fermines. Ya no quiero buscar más.

¿Qué es lo que buscamos con cada una de nuestras publicaciones en redes sociales? La respuesta es fácil ya que todos buscamos lo mismo: el feedback. Somos yonkis cuya droga son los likes, los retweets o los nuevos seguidores. Mendigamos todos y cada uno de los me gusta cuando subimos una nueva foto. No lo hacemos de manera directa, pero nuestro cerebro nos manda la orden de abrir Facebook, refrescar Twitter o chequear Instagram para comprobar una y otra vez la repercusión social que ha tenido nuestra última publicación. ¡Vamos cariño, dame uno like más por favor!

  • Y tu Jaimito ¿Que quieres ser de mayor?
  • ¿Yo quiero ser viral!

Cuando escribes una frase motivadora que has copiado de alguna de las páginas nazis del positivismo a las que sigues, o compartes una foto de una puesta de sol, que en realidad es un amanecer con una docena de filtros, lo único que deseas es que por favor no caiga en el abismo de la indiferencia. Me encantan las personas que dicen “yo no busco nada, simplemente lo comparto”. ¡Y yo voy al Mercadona por la calidad, no te jode!

Mira, amigo o amiga, te voy a contar un secreto: la gente no le dedica más de medio segundo a una publicación, a no ser que sea un video de gatos, una receta taste que nunca harán o alguna mierda macabra. Cuando subes un texto de más de cinco palabras no se lo lee ni el corrector de tu teléfono y tus amigos le dan a me gusta por caridad o para que tu se lo devuelvas algún día. ¡Que demonios! Para que se lo devuelvas ese mismo día. Voy a serte claro: el 95% de tus publicaciones no le importan una mierda a nadie. Tu chiste mañanero, tu selfie diario y tu artículo científico se pierden entre cientos de publicaciones de decenas de páginas a las que siguen tus amigos.

El mundo de las redes sociales no es más que un reflejo del mundo real. Sólo un minúsculo 0,1% de usuarios tiene repercusión, mientra que el 99,9% restante contribuimos a su éxito. El problema es que la imagen de poder que transmite el tener gran repercusión en redes, la están captando los jóvenes de manera radical. La popularidad de los adolescentes ya no está relacionada con tener moto, fumar hachís, hacerse un piercing o con ser el que más guantazos reparte. Ahora todo se mide en followers. Los que tienen muchos seguidores y, por consiguiente, mucho meneo en sus cuentas, son los admirados por el resto.

Publicar en redes es una tarea cuya motivación siempre es extrínseca, quiere decir que la razón siempre es ajena a la actividad en si y depende de otros factores. Nadie publica las fotos de sus vacaciones porque se lo pasa en grande en el proceso de selección, retoque y subida. El motivo, como ya dije anteriormente, es el feedback. Tu satisfacción depende de las interacciones de tus amigos, y sus interacciones dependen de muchísimas cosas.

Pero, volviendo al principio, ¿para qué buscamos interacciones de nuestros amigos y seguidores cuando sabemos que la mayoría de veces son puramente caritativas o interesadas? ¿En que clase de sociedad vacía, egocéntrica e interesada nos estamos (o nos están) convirtiendo?

Por el momento sólo puedo decir que he disfrutado escribiendo este artículo, y eso ya no me lo puede quitar nadie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s