Ídolo y delincuente

el

Hace unas semanas que Lionel Messi está en boca de todos, y no precisamente por sus goles

Es maravilloso verle jugar, tiene una inteligencia corporal brillante, una conducción de balón inigualable, una zurda privilegiada, cinco balones de oro y… dos escándalos de evasión de impuestos a sus espaldas. Efectivamente, estoy hablando de Lionel Messi, para muchos el mejor jugador de los últimos tiempos, para otros, un patético evasor fiscal.

No acaba de entrarme en la mollera como la gente puede seguir yendo a aplaudir partido a partido, como diría Cholo, a semejante sinvergüenza. Para los que no sepáis bien como se han desarrollado los hechos y como ha evolucionado el escándalo Messi, os lo resumo muy brevemente: el Estado le reclama 4.1 millones de euros por evasión fiscal de impuestos; el fiscal pide la absolución del jugador y 18 meses de prisión sólo para su padre; la Abogacía del Estado ha mantenido la petición de 22 meses para ambos acusados y considera a Messi el ‘capo’ de una estructura criminal”. Bueno pues cuando salieron a la luz los papeles de Panamá, el nombre del astro argentino figuraba en ellos. ¿Por qué? Agarraos los machos: Messi compró al día siguiente de pillarle Hacienda una firma offshore en Panamá para seguir defraudando. ¡Ole, ole y ole!

Esto significa que como Hacienda le jodió “el chiringuito” se tuvo que buscar rápidamente una vía secundaria para seguir defraudando, y vaya si fue rápido. Casi tan rápido como sus cambios de ritmo en el campo. Evidentemente no creo que el furbolista haya sido la cabeza pensante de la trama, no me lo imagino con unas gafas, una calculadora y un escritorio lleno de papeles. Es más, me atrevería incluso a decir que posiblemente padezca síndrome de Asperger, un tipo de autismo con el que se relaciona a genios como Einstein o Newton y a deportistas cómo Michael Phelps o Marcelo Ríos. Su cara no me transmite inteligencia alguna, tiene una mirada vacía; no soy capaz de ver un ápice de intelectualidad en él.

Pero lo que si puedo decir es que, tan tonto como para no saber que diablos están haciendo con su dinero, no creo que sea. Aquí el amigo con cara de estar en la inopia, se embolsa cada año cerca de 65 millones de euros, una autentica vergüenza. Pero lo que es más vergonzoso aún, es que le parezca poco y se dedique a evitar pagar impuestos de sus estratosféricos ingresos. Lamentablemente hay una cosa que me parece todavía mas vergonzosa.

¿Cómo pueden millones de personas seguir idolatrando a un delincuente de tal calibre? Ah, que juega maravillosamente bien al fútbol, ¿pero no os dais cuenta de que este espabilado se está riendo en la cara de todos los españoles? Y perdón amigos catalanes, de vosotros también. De verdad, o mis valores morales están en proceso de extinción, o la raza humana se está volviendo gilipollas. Échame pan y llámame perro.

Lo siento, pero por mucho que admirara a una persona, ya sea deportista, escritor, científico o filosofo, mi conciencia no me dejaría seguir venerando a un personaje tan egoísta, insolidario, egocéntrico, mentiroso y corrupto.

Lionel, métase los balones de oro por el orto y vaya a mamarla para la Argentina, papafrita!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s